Resumen Practico

Resumen practico y detalles sencillos

Este es un resumen práctico con el que pretendo aclarar y facilitar el camino de la práctica. Si bien es un resumen pondré todas las ideas necesarias, sin dejarme ni una, para que no haya brechas en el discurso. La idea es que este texto te plantee preguntas, que siguiendo el propio texto práctico, puedas contestarte.

Quién tiene por algún motivo curiosidad en conocer la verdad sobre su vida o por fuerzas mayores de sufrimiento y tristeza quisiera solucionarlas, en el Yoga encontrará un camino efectivo, lleve el tiempo que lleve.

Lo primero que hay que entender es que todo es mental. Por lo tanto, los problemas a los que queremos poner solución o claridad están en la propia mente. No hay nada fuera a solucionar o cambiar. Todo es una cuestión mental interna y propia que se vive por interacción con lo exterior. Lo exterior solo sirve para que uno pueda darse cuenta de esa tendencia interna.

Lo único que el practicante debe de hacer es tomar la máxima de que todos los esfuerzos han de centrarse en observar a su propia mente.  Entonces, el practicante debe de hacer dos trabajos en paralelo. El primero es el de cultivar y ganar habilidad de concentración. Esto le ayudará a poder mirar, observar, atender, concentrarse, en un mismo objeto el tiempo necesario para poder experimentar con claridad la verdad del objeto. El segundo trabajo es el de habituarse a la idea de que todo lo que se vive internamente, todo lo que hay en nuestro campo mental es lo único a lo cual podemos acudir para hacer el trabajo. El exterior nos servirá para entender cómo se relacionan una y otra. Es decir, para aclarar que relación hay entre el mundo exterior y el mundo interior. Solo los objetos que están dentro se observan fuera. Por ejemplo, solo si una persona es ambiciosa, verá la ambición fuera en su forma dual, es decir tanto en su carácter negativo, como positivo. Así como cualquier otra forma de todas las infinitas disponibles.

Al juntar estos dos trabajos, progresivamente vamos ganando habilidad en mirar a nuestra propia mente. No analizar. Sino todo lo contrario, ganar habilidad en ver el proceso mental y su evolución sin interferir en él.

No hay necesidad de conocer los detalles y ponerles nombre. Solo hay necesidad de tener la habilidad de sostener la atención dentro de un mismo objeto en el tiempo. Es importante tomar conciencia del problema que supone el conocimiento para este proceso. De hecho, todo este proceso existe debido a que tenemos conocimiento, que es limitado y condiciona nuestra forma de pensar. La forma que tiene nuestra mente está condicionada en parte por este propio conocimiento. 

Toda idea, es limitada, todo esquema es limitado, todo conocimiento, condiciona. Y es gracias a ello que en realidad podemos darnos cuenta de otra posible experiencia libre de esos condicionamientos.

Entonces, toda idea, es igualmente válida, para la exploración de la mente. Tanto una verdad, como una mentira. Todo es un proceso mental, que como tal, empieza y acaba en la mente.

Las experiencias extrasensoriales son iguales en valor para la exploración mental. Estas tienden a confundir a los practicantes, por la consideración que se hace de ellas. Son sin embargo igual de limitantes pues son una simple experiencia cognitiva. Mover energía, telepatía, canalizaciones…son simples experiencias cognitivas como cualquier otra.

La mente sin embargo se nutre o es sensible a recibir información de forma inconsciente. Todo lo referente al inconsciente nos causa muchos problemas debido a la dificultad de ver el total del proceso cognitivo. Nos sucede muchas veces que de repente vemos, sentimos y vivimos formas o sentimientos sin saber muy bien cómo hemos llegado hasta ahí.

Todo lo inconsciente se vive en nosotros y ha de ser tratado con la misma paciencia y humildad que cualquier otra experiencia. Así si simplificamos el trabajo a simplemente atender todo lo que ocurra en el campo mental, ganaremos la habilidad de ver el flujo de la mente.

No hay nada que tengamos que llegar a ser. No hay nada que conseguir. No hay nadie que tengamos que dejar de ser. Todo contenido mental, es una forma de vivir. No se trata de dejar de ser las que no nos gustan, y ser las que nos gustan. El Yoga trata sencillamente de que te des cuenta que todo proceso mental, es una transformación de tu propia mente, que trae sufrimiento, en algún punto u otro. 

Querer cambiar el contenido mental por otra cosa trae sufrimiento

Si en lugar de quererlo cambiar, si debido a nuestro conocimiento queremos, acotarlo, limitarlo, cambiarlo, definirlo, si en lugar de eso, dejamos de querer transformarlo en otra cosa, ganaremos en presencia y calma. Transformarse en otra cosa forzadamente, sigue siendo una forma mental que trae sufrimiento.

Los motivos por los cuales queremos transformarlos son múltiples y van a ser nuestros guías para comprender nuestra propia mente. Cuando entendamos que estos motivos son falsos y traen sufrimiento la capacidad de atender a nuestra propia mente irá en aumento. Otros motivos vendrán, cada vez más finos, pero la tarea será la misma.

Cuando en épocas de la vida motivos inconscientes nos obliguen a tomar decisiones de cambio, no tenemos más que vivirlos y seguir con nuestra tarea de observar lo que en nuestra mente hay, con el fin de poder permitir lo que ocurre dentro y fuera. Los moldes del inconsciente son infinitos, pero nosotros solo viviremos una parte de este.

No hay nada más que hacer.

Cualquier guía particular de cómo se ha de hacer, cualquier atajo que uno quisiera tomar, cualquier exploración científica externa que quiera ayudarnos a entender las relaciones de la vida, cualquier mente externa que quiera proponernos un camino, nos traerá confusión. Esta confusión será examinada de la misma manera que es mirado todo lo demás.

Las relaciones de la vida han de entenderse de forma personal. Por ejemplo, cómo una dieta determinada afecta sobre la mente, ha de entenderse de forma personal. Cómo el conflicto en la relación con una persona determinada se soluciona, ha de entenderse de forma personal. Cómo cualquier conflicto de la vida, económico, de salud…se soluciona, ha de entenderse de forma personal.  Cualquier otra forma trae confusión. No hay guía en meditación, en asana, y pranayama, sanación, conversación que quiera afirmar, que no traiga confusión.

El trabajo termina en la medida que no hay interés de froma natural en querer transformar o cambiar a la propia mente. Eso se refleja en no querer cambiar el mundo exterior. Si el interés es forzado, no hay calma ni presencia.

No tener interés en cambiar o transformar es todo lo contrario a no tener interés en la vida. Es en realidad todo lo contrario, pues rendirse a la propia vida, es la única manera de verla.

Aceptar que no se trata de conocer. Ni de transformar. Sino ser lo que nos toca vivir. Y no es destino sino naturalidad.

Cualquier otro detalle, en mi humilde opinión, traerá más confusión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s